Fiabilidad superior de electrodos en aplicación de depurador de gases - METTLER TOLEDO

Fiabilidad superior de electrodos en aplicación de depurador de gases

electrodo de pH InPro4800i Los depuradores de gases son entornos altamente tóxicos para instrumentos de medición. Se seleccionó un electrodo de METTLER TOLEDO por delante de dos productos competitivos por su fiabilidad superior y el menor esfuerzo de mantenimiento requerido.
 

Nuestro cliente es un grupo de la industria petroquímica que fabrica aditivos para combustibles. Ya utilizaba previamente instrumentos METTLER TOLEDO para la medición de turbidez y redox, con lo que decidieron consultarnos, junto con dos miembros principales de la competencia, para que facilitáramos una solución de medición de pH en una aplicación de depuración.
 
Eliminación de compuestos peligrosos
Los depuradores de gases sirven para eliminar las sustancias nocivas mediante el rociado de una solución depuradora en dichos gases. Los humos y olores contaminantes se eliminan prácticamente en su totalidad. El pH es una medición crítica para el funcionamiento y la eficiencia del depurador. El producto del cliente produce excesiva incrustación con una cantidad considerable de azufre y un pH muy bajo.
 
El objetivo del cliente
El cliente estaba utilizando dos electrodos: un electrodo de medición de pH y un electrodo de referencia que se instaló por medio de un puente electrolítico. El cliente quería eliminar el puente electrolítico para simplificar la instalación. 
 
Electrodo de pH avanzado
METTLER TOLEDO recomendó por tanto el electrodo de pH InPro4800i con el transmisor M420. Este electrodo combinado eliminaría la necesidad de un puente electrolítico y el electrodo de referencia separado. 
 
El vanguardista InPro4800i ha sido diseñado para las aplicaciones más complicadas de la industria química. El electrodo permite mediciones precisas de medios oxidantes, ácidos o bases fuertes, y resiste presiones y temperaturas elevadas. 
 
Una solución ganadora
El InPro4800i fue un éxito rotundo en comparación con los equipos de la competencia: la instalación resultaba más sencilla, la medición de pH, más fiable, y hacía falta menos mantenimiento. Así pues, éste fue el electrodo que eligió nuestro cliente.
 
Desde las pruebas, se han instalado tres estaciones adicionales de medición de METTLER TOLEDO en la planta del cliente.
 
Si desea encontrar la mejor solución para usted, visite:
www.mt.com/PRO-pH
www.mt.com/ISM